El solomillo de cerdo ibérico de cebo, es el corte más solicitado y apreciado. De forma alargada y cilíndrica, se sitúa en la cara ventral de los cuerpos de las 2-3 últimas vértebras torácicas y 5 primeras lumbares.