La pasta brick está hecha con sémola de trigo, agua y sal, es un poco más gruesa e hidratada que la filo y tiene una textura más rústica y resistente. Es originaria de Túnez y Marruecos.