La mantequilla francesa se caracteriza por ser mucho más suave y con más sabor, por eso es utilizada principalmente para repostería.