El lagarto ibérico es un corte del cerdo ibérico de carne magra que se suele utilizar para elaborar la caña de lomo curada. Pero también se puede consumir fresco. La pieza tiene forma de cordón y se sitúa paralelamente al lomo entre este y las costillas.