El queso Grana Padano, envejecido durante 12 meses. desarrolla una corteza firme que protege el interior seco y granulado con un sabor intensamente dulce.  los sabores se vuelven pronunciados, sabrosos y complejos.